Las 3 etapas del contrato de transporte de mercancías por carretera a seguir

Un contrato de transporte es un acuerdo entre dos partes, legales o físicas. Un profesional (transportista) se compromete a transportar mercancías desde el punto A hasta el punto B durante un período de tiempo determinado por cuenta de otra persona jurídica o física, y esto a cambio de una remuneración.

3 fases importantes deben tenerse absolutamente en cuenta cuandoredacción del contrato de transporte de mercancías, especialmente si envía sus productos internacionalmente.

1a fase del contrato de transporte de mercancías

Durante este primer paso necesitará reunir todas las necesidades requerido por esta operación en una especificación.

Proceda de la misma forma que para su especificaciones para proveedores logísticos : defina los tipos de mercancía que desea enviar (peso, volumen, etc.) así como las características de envío como el origen de su mercancía, la dirección de entrega, tiempos de envío o cualquier otra condición de envío.

Recuerda definir tus objetivos y el presupuesto que te propusiste para que puedas evaluarlos un poco más adelante en la colaboración profesional.

2a fase del contrato de transporte de mercancías

Una vez que haya escrito sus especificaciones en detalle, necesitará encontrar un transportista y elija el modo de transporte que mejor se adapte a su negocio.

Para elegir su proveedor de servicios, deberá basarse en los elementos previamente definidos: tiempos de entrega y enrutamiento, su presupuesto, la confiabilidad y seguridad del transporte elegido.

Realizar un llamado a licitación puede ser una buena forma de comparar las ofertas de diferentes proveedores para mantener solo la que te corresponderá al 100%.

3a fase del contrato de transporte de mercancías

Esta fase se divide en dos partes:

  • Elaboración del contrato escrito: Tendrás que redactar los términos del contrato para que una vez iniciada la colaboración no haya malos entendidos y que las funciones de cada parte sean claras para todos.
  • Análisis y seguimiento del adecuado cumplimiento de los términos del contrato: Este paso le permitirá asegurarse de que está utilizando el transportista correcto.
    A esta fase se suma la resolución de incidencias como pérdida, daño e incumplimiento de los plazos de entrega que es fundamental revisar y discutir con su transportista para que la colaboración sea sana y fructífera.

El transporte de mercancías es un proceso complejo que no todas las empresas están necesariamente preparadas para asumir internamente, y sobre todo si hay que realizarlo a nivel internacional.
Para no tener ningún problema con su transportista, sigue estos 3 pasos meticulosamente y no descuides el redacción de sus especificaciones y verás, ¡tu colaboración también será mucho mejor!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *