¿Comprar, arrendar o alquilar una carretilla elevadora?

Ahora que sabe que necesita una carretilla elevadora nueva para reemplazar una de sus máquinas defectuosas, probablemente se esté preguntando lo que sería más rentable para usted: comprar, arrendar o alquilar una carretilla elevadora. Pero no te preocupes porque no eres el único que te haces esta pregunta y aquí tienes quién debe guiarte sobre el tema.

Compra una carretilla elevadora

Como ya sabe, comprar una carretilla elevadora es una importante inversión que no se reduce únicamente a su coste de adquisición. Y, por supuesto, dicha inversión también depende de sus necesidades y de la frecuencia de uso que quiera dedicar a esta máquina. Si su actividad requiere que lo use continuamente, a largo plazo, comprar un carrito le costará menos que si elige optar por leasing o alquiler, que le costará más.

Alquile una carretilla elevadora

Alquilar una carretilla elevadora puede ser una muy buena solución para compensar picos ocasionales de actividad o incluso a largo plazo si sabes durante cuánto tiempo necesitarás este dispositivo.

Muchas grandes marcas También ofrecemos esta solución que puede resultar práctica para algunos profesionales.

En conclusión, si su necesidad es puntual y limitada, seguramente le resultará más rentable optar por alquilar este dispositivo de elevación en lugar de comprar uno nuevo y utilizarlo solo durante unas horas. Esta solución también le permitirá probar el equipo que estaba considerando comprar y en el que quizás no haya pensado.

Alquilar una carretilla elevadora

El arrendamiento de una carretilla elevadora es una solución que permite “alquilarla” por un período de tiempo limitado con la posibilidad de comprar la máquina al finalizar el contrato.

Normalmente esta opción le permite alquilar la máquina por un período de tiempo más largo que con un alquiler normal.
Una vez más queremos recordarte que todo depende de tus necesidades. Si tu actividad es importante, urgente e ilimitada en el tiempo pero tu presupuesto no te permite pagar una gran suma de dinero de una vez, esta solución es ideal para ti.
Además, como dijimos antes, en última instancia, puede optar por comprar o devolver la carretilla elevadora al finalizar el contrato.

Como puede ver, existe una solución para cada necesidad. En general, no podemos decirle que una solución es mejor que otra, que el leasing es más interesante que la compra. Todo depende de su negocio, ya que el ritmo de su actividad acentúa sus necesidades materiales. Comprar, arrendar o alquilar una carretilla elevadora son 3 soluciones que ofrecen muchas de las principales marcas del sector para satisfacer sus necesidades inmediatas.

Lo principal es saber identificar tus necesidades para poder valorar qué solución parece satisfacerlas mejor.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *